Agua caliente sanitaria: tipos e instalación

El agua caliente sanitaria es aquella que se destina al consumo humano, pero calentada. Se emplea para uso sanitario, para la limpieza, para la lavadora, el friegaplatos y el aseo personal, entre otros. Sigue leyendo para descubrir los distintos tipos de agua caliente sanitaria y sus características.

¿Qué es el agua caliente sanitaria?

En España, el agua caliente sanitaria es un servicio básico e indispensable para cualquier hogar. Todo el mundo tiene derecho al agua potable. 

El agua sanitaria caliente o ACS es el sistema para el calentamiento del agua destinada al consumo humano. Se trata de agua proveniente de la red de suministro, que se calienta para proporcionar este recurso en distintos puntos de la casa como son las duchas y grifos del baño, o el fregadero de la cocina. 

Las instalaciones de ACS disponen de una llave de corte general que sirve para distribuir el agua a los distintos espacios de la vivienda. A su vez, cada punto de suministro – baño, cocina, terraza…-, también cuenta con otra llave de paso individual. De esta forma, si se produce una fuga en el grifo del fregadero, por ejemplo, se puede cortar el agua en ese punto específico.

Tipos de agua caliente sanitaria

Podemos encontrar dos tipos de sistemas de agua caliente sanitaria: por acumulación y por calentamiento instantáneo. Cada uno posee unas características distintas que vamos a ver a continuación.

Sistema por acumulación

Los sistemas por acumulación son aquellos que funcionan gracias a unos depósitos en los que se almacena el agua caliente. El agua fría entra en el depósito y se calienta gracias a una caldera exterior. Cuando necesitamos agua caliente, esta se distribuye hasta otros puntos de la casa  desde esos depósitos. 

Generalmente, el agua caliente se guarda en el depósito a una temperatura de 60 o 70º. Esto se debe a las normas de prevención de legionella, cuya temperatura debe ser elevada si queremos evitar la proliferación de esta bacteria en la red de suministro. 

El sistema por acumulación puede emplearse para una sola vivienda, como comunidades de vecinos, residencias, hospitales u hoteles.

Sistema de calentamiento instantáneo

El sistema instantáneo, tal y como el nombre dice, calienta el agua en el mismo instante. El calentamiento del agua sanitaria se produce mediante calentadores de gas, eléctricos, o calderas mixtas. 

Una de las ventajas de este sistema, es que se reduce el coste energético, debido a que no se debe de mantener el agua a una temperatura constante en un depósito. Sino que se calienta exclusivamente en el momento que se necesita. Eso sí, este sistema es recomendable para pisos o casas de pequeña dimensión, ya que precisa de bastante potencia para calentar el agua de una forma rápida y sólo es capaz de ofrecer agua caliente en un punto o dos al mismo tiempo. Según si se trata de calentar el agua de la ducha o de dos puntos con menos caudal. 

A la hora de elegir un sistema u otro, es necesario evaluar nuestras necesidades y el tipo de vivienda, para escoger el tipo de agua caliente sanitaria más responsable a nivel energético y que nos proporcione un suministro óptimo.

¿Qué equipos incluye una instalación de ACS?

Todos los sistemas de agua caliente sanitaria deben contar con unos equipos básicos para un correcto funcionamiento. Aunque hay algunas diferencias entre ellos.

Intercambiadores

Los intercambiadores son unos aparatos diseñados para transferir temperatura entre 2 fluidos. Estas piezas separan el agua de las calderas de consumo. Existen dos tipos de intercambiadores para el calentamiento del agua sanitaria: tubular y de placas.

Depósito

El depósito sólo lo incluye el sistema por acumulación. El sistema instantáneo no precisa de depósitos, ya que calienta el agua al momento de consumirla. Se fabrican utilizando distintos materiales que pueden ser acero inoxidable, acero con esmalte vitrificado o acero con resinas epoxi.

Válvulas de regulación

Se necesita la instalación de válvulas de regulación para regular la temperatura de un sistema de ACS. Existen dos tipos en el mercado: motorizadas y termostáticas.

Bombas de circulación

El sistema de agua potable caliente precisa de una bomba de circulación eléctrica instalada en la tubería. Este dispositivo se usa para preparar el agua caliente central sin necesidad de usar un calentador de agua instantáneo. Los materiales más habituales son bronce o acero inoxidable.

Contadores

Los sistemas ACS deben contar con contadores en la entrada general de agua fría. Gracias a estos se puede controlar el consumo de agua general y los de uso individual en edificios con distintos vecinos.

Tuberías

Una tubería es un conducto hueco que transporta agua en su interior. Cada hogar cuenta con una red de tuberías, que permiten que llegue el agua desde la planta potabilizadora hasta la casa.

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico es clave para un sistema de agua sanitaria caliente eficiente. En temporada de invierno, puede producirse una pérdida de temperatura en el agua. Por eso es importante contar con un buen aislamiento térmico que mantenga la temperatura.

Estas son las principales prácticas que se deben seguir para eliminar los microorganismos en el agua y asegurar la calidad de esta en tus instalaciones. La limpieza y desinfección, el tratamiento del agua y los análisis frecuentes, son las mejores medidas de control para evitar el crecimiento de bacterias, virus o cualquier patógeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

fumigar-cucarachas

Cómo fumigar cucarachas

Si tienes problemas de cucarachas en casa debes tener en cuenta las características de estos insectos, estas suelen habitar en zonas oscuras, húmedas y sucias,

Abrir chat
Bienvenido a Traconsa, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?