Traconsa

¿Cómo aparecen los chiches?

chinche

Los chinches son unos insectos parásitos que se alimentan de la sangre y que aunque para muchos puedan significar insectos del pasado, están muy presentes. Es cierto que actualmente, este insecto tiene mucha menor incidencia que en el pasado cuando uno de cada diez hogares los albergaba, pero aún pueden aparecer en lugares con mucha vegetación o incluso llegar acomodados en vuestra maleta, ahora que se acerca la época de las vacaciones, y desde el lugar donde hayáis pasado unos días de descanso.

De esta manera, nuestras mascotas pueden convertirse en blanco de los chinches, a los que hay que saber diferenciar de garrapatas y pulgas, ya que los adultos tienen el tamaño aproximado de la pepita de una manzana, de cuerpo ovalado y plano, con seis patas, y pueden ir desde el blanco casi trasparente hasta el color rojo oscuro.

Estos insectos no se llevan bien con la luz, por lo que los lugares donde se acumulan pueden ser desde grietas y hendiduras de marcos de madera, paredes o suelos, hasta ropa de cama, armarios o peluches.  Así, aprovechan la noche y cuando las personas duermen para ellos alimentarse. Para ello, usan una mezcla de agentes anticoagulantes, que inoculan a través de su saliva, y que adormecen la zona, manteniendo la sangre fluyendo, mientras se alimentan y si no tienen alimento cerca pueden llegar a vivir meses sin alimentarse.

Además, un solo chinche hembra, sexualmente madura, es suficiente para iniciar una plaga.

Es por ello fundamental que si se encuentra con uno de estos insectos, si detecta su presencia o teme que puedan tener en casa, es fundamental que recurra a empresas profesionales y autorizadas para el control de plagas, para que lleve a cabo una completa y profunda desinsectación que garantice la eliminación de cualquier posible foco de infección.

Un verano sin avispas

avispas

La primavera es el momento en el que comienzan a proliferar las avispas, atraídas por la temperatura que comienza a subir y por las plantas en flor.

En esta línea, la presencia de las avispas comienza a hacerse notoria, como indican desde la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, cuando empiezan a diseñar y construir sus avisperos en árboles y oquedades, pero también en techos y ventanas de las edificaciones. Es por ello que desde esta organización se recuerda que las avispas habitualmente solo atacan cuando sienten una amenaza sobre sí mismas o sobre el avispero, por lo que "nunca" hay que alejarlas con movimientos bruscos ni debe retirarse un nido sin ayuda profesional.

Entre los trucos caseros que se pueden utilizar para eliminar las avispas que haya en el entorno se encuentra el uso de trampas fabricadas con feromonas y que se crean mezclando en un recipiente una pequeña cantidad de agua y las feromonas. Posteriormente, el recipiente se debe colgar al aire en una zona soleada y no tardarán en caer las avispas. Sin embargo cuando el número sea elevado siempre es mejor recurrir a un profesional.

Por otra parte, aunque siempre existen algunas precauciones que se pueden tomar para evitar la proliferación de avispas en el entorno, entre las que se encuentran la limpieza periódica de todos los espacios, también influyen otros factores sobre los que es difícil actuar como la ubicación de la vivienda o incluso el clima, por lo que en esos casos es conveniente acudir a un profesional para eliminar la plaga.

En esta línea y como indican desde ANECPLA, es recomendable que la empresa que contrate esté inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas, y que solo aplique productos registrados y que estén autorizados por parte del Ministerio de sanidad, como es el caso de nuestra empresa Traconsa.

Asimismo, el profesional responsable de la aplicación del tratamiento debe informarle de las medidas de seguridad que se han de tomar antes, durante y después de cada actuación y, especialmente, de los plazos de seguridad que deben ser de obligado cumplimiento.

En primavera cuidado con la proliferación de garrapatas y pulgas

perrito

Las pulgas y las garrapatas no sólo resultan molestas y desagradables, sino que también pueden transmitir enfermedades. La mejor arma contra estos parásitos es la prevención, pero no únicamente de nuestra mascota, sino que los procesos de limpieza del entorno en el que se encuentra el animal son básicos y entre ellos el hogar..

La primavera es el momento en que los parásitos recuperan su actividad y aplicar los tratamientos antiparasitarios adecuados es fundamental para mantenerlos a raya. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los inviernos son cada vez más suaves y el alojamiento de los perros más cálido, por lo que es probable que pulgas y garrapatas también puedan parasitar al perro durante la época de frío.

La patología producida por los parásitos externos varía en función de si se trata de pulgas o garrapatas. En el caso de las primeras ocasionan trauma e irritación, producidos por las mordeduras o picotazos que desencadenan una reacción alérgica a la saliva de la pulga.

En el caso de las garrapatas pueden provocar, además de irritaciones por las mordeduras, reacciones de hipersensibilidad local, anemia si su número es elevado y parálisis debido a las secreciones tóxicas de las garrapatas. En el caso de los mosquitos las molestias propias de las picaduras no son tan graves como el hecho de las enfermedades que pueden transmitir al animal.

El tratamiento contra pulgas y garrapatas debe centrarse tanto en el animal como en el entorno donde vive y, si es posible, también en el exterior más próximo donde vive el perro. Es importante elegir un buen producto, en un formato adecuado y usarlo con la frecuencia necesaria.

Los productos antiparasitarios externos para animales suelen ser los mismos para prevención y para tratamiento de eliminación. En general este tipo de productos pueden resultartóxicos si no se utilizan de manera correcta. Por ello es importante seguir las instrucciones del veterinario.

Por otr parte y de manera paralela al tratamiento del animal, es importante llevar a cabo una limpieza del entorno en el que el animal se mueve y entre ellos se encuentra el hogar. En Traconsa somos especialistas en la desinsectación de espacios, para lo que contamos con profesionales con experiencia y los mejores productos del mercado. 

Cómo eliminar las hormigas de casa y del jardín

hormigas

Llega el calor y con él comienzan a tener presencia moscas y mosquitos, cucarachas y otros insectos indeseados. Y el calor también es uno de los elementos que influyen en que proliferen las hormigas, esos diminutos insectos que son tan trabajadores y que siempre van en comunidad y en línea, pero que se convierten en una verdadera molestia.

En este sentido, cuando se comienzan a ver hormigas, ya sea en casa, en la oficina, en la terraza o en el jardín, lo más importante es descubrir de donde proceden para poder atajar el problema de raíz. Y puesto que las hormigas son tan ordenaditas y siempre van en fila es fácil poder seguir su recorrido hasta dar con la entrada a lo que han convertido en su casa.

Una vez se ha localizado el foco o los focos, un primer remedio casero será taponar la salida, pero esto es mejor hacerlo cuando las hormigas estén en el interior y no cuando están fuera, y para ello la noche es el mejor momento. De esta manera poner una barrera delante de la salida evitará que puedan volver a salir, al menos por el lugar por donde lo hacían. También es en este lugar donde es conveniente atacar con productos insecticidas.

Sin embargo, los productos insecticidas es mejor que los apliquen profesionales en la materia, para evitar cualquier problema de salubridad. En esta línea, los profesionales en desinsectación cuentan con productos específicos para cada necesidad y con experiencia para su aplicación, garantizando que los insectos no vuelvan a hacer su aparición.

Por otra parte y para evitar que vuelvan a aparecer es conveniente no acumular basura, ni alimentos en mal estado y tener cerrados herméticamente los botes que contengan cosas dulces, que son aspectos que atraen a las hormigas.

 

La limpieza de las cocinas industriales

cocina industrial

 

La limpieza es siempre un factor fundamental de higiene, y sobre todo en aquellos lugares en los que se elaboran alimentos. Por ello, en cualquier cocina industrial, la limpieza debe ser prioritaria y la limpieza regular es la mejor defensa.

Debemos considerar que para mantener una buena higiene en la cocina es imprescindible el buen mantenimiento por ejemplo de la campana extractora y los conductos de extracción, para evitar así riesgos de incendios, contaminaciones, malos olores y para mejorar el rendimiento del sistema de extracción.

Es por ello que es importante realizar una limpieza exhaustiva de la campana extractora que acumula grasas en el interior de la instalación y realizaron con periodicidad corta; además de desengrasar con frecuencia los conductos de ventilación y extracción de humos, para evitar cualquiera de los problemas citados anteriormente.

A nivel alimenticio, las consecuencias de una mala higiene pueden ser diversas: en el mejor de los casos los alimentos que salen de una cocina sucia tienen un sabor desagradable; en el peor, pueden llegar a provocar una intoxicación alimentaria. 

Por esa misma razón, los inspectores estatales comprueban de forma regular el estado de las cocinas de los restaurantes para asegurarse de que se cumplen las normas en cuanto a limpieza y manipulación de los alimentos; recordando que actualmente existe una legislación vigente que regula la obligación de llevar a cabo un mantenimiento y una limpieza periódica de los sistemas de ventilación y extracción de humos en las cocinas industriales.

En Traconsa sabemos de la importancia de la limpieza por higiene y por imagen, y de la necesidad de limpiezas en profundidad de manera periódica y contamos con profesionales experimentados y especialistas en la materia, así como con productos y herramientas profesionales específicas para este tipo de servicios. 

...

Garantía asegurada