Traconsa

La limpieza de las placas solares ahorra dinero

IMG 7322 web

 

Derivado de la apuesta por las energías renovables, se pueden ver por muchas zonas de la geografía nacional grandes extensiones de Huertos Solares. Pero también es obligatorio que todas la nuevas construcciones dispongan de placas solares para la generación de Agua Corriente Sanitaria.

En este punto es el que es importante hablar de un aspecto que afecta de manera determinante al rendimiento de cualquier instalación de las placas solares fotovoltaicas como es la limpieza, ya que la suciedad que se deposita diariamente sobre los paneles en forma de polvo, polen o excrementos de pájaros, entre otros, y que se va acumulando con el tiempo va reduciendo exponencialmente el potencial de nuestras instalaciones.

En esta línea, cuanta mayor es la intensidad de la luz solar que llega de la célula, la eficacia del panel también es mayor. De hecho, algunos estudios como el realizado por el Instituto Técnico Español de Limpiezas (ITEL), valoran y establecen que la merma de rentabilidad provocada por la suciedad puede situarse entre un 7 y un 11.5%, aunque puede llegar en determinados casos también al 16,7% de la productividad.

Así, una reducción de productividad se traduce en una disminución de los ingresos por venta de electricidad a la red para los empresarios que cuentan con Huertos Solares, pero también una disminución del beneficio que perciben los particulares de sus instalaciones privadas de sus viviendas.

Es por ello, que la limpieza de los paneles se convierte en una necesidad real, para muchas personas aún desconocida, pero que no se puede pasar por alto en ningún caso, ya se trate de edificios de oficinas, de residenciales o de grandes extensiones empresariales.

Para llevar a cabo la limpieza es fundamental recurrir a técnicos especialistas, que son los que estudiarán y evaluarán cómo llevar a cabo la limpieza en función de las dimensiones y estado de la instalación y para lo que deben utilizar productos, herramientas y maquinaria específica y especializada para evitar cualquier incidencia sobre las placas. 

Las aves: amigas y enemigas

palomas

Las aves como las palomas o las golondrinas son pájaros bonitos, que sin embargo se pueden llegar a convertir en un verdadero dolor de cabeza para mucha gente, ya que cuando la población de este tipo de aves aumenta de manera considerable o desproporcionada, se hace necesaria la intervención del ser humano para controlar ese crecimiento, sobre todo en el caso de núcleos de población y ciudades.

Aves como las palomas, que históricamente se le ha considerado símbolo de paz y prosperidad y que incluso muchos novios lanzan al aire tras contraer matrimonio, pueden llegar a ocasionar graves daños en mobiliario, fachadas, tejados, y en general en inmuebles, así como vehículos, e incluso a causar enfermedades, ya que aunque sea poco conocido las aves pueden transmitir más de sesenta clases de enfermedades, tales como Salmonelosis, Taxoplasmosis o Neumonía, entre otras, de manera que algunas de ellas pueden llegar a tener consecuencias fatales para las personas.

En este sentido, cuando el excremento de los pájaros se convierte en polvo fecal que se transmite por el aire y puede provocar infecciones, igual que cuando una persona entra en espacios contaminados puede comenzar a respirar esporas de hongos.

Asimismo, las aves pueden ser portadoras de ácaros, garrapatas y otras plagas que pueden producir alergias y picaduras a las personas.

En esta misma línea, el excremento de las palomas tiene un alto porcentaje de ácido que carcomen tanto la pintura, como los metales e incluso la piedra, lo que puede implicar graves consecuencias económicas.

Es por ello, que tanto las administraciones públicas como las empresas llevan a cabo de manera periódica controles de aves; unos controles que también se pueden ejecutar en comunidades de propietarios y otras zonas que requieran de la actuación y que se desarrollan utilizando para ello diversas técnicas y productos, con los que reducir las colonias de estos animales. Un proceso que es fundamental que lleven a cabo empresas y profesionales cualificados y experimentados.

L a humedad ayuda a la proliferación de hongos y moho

hongos madera web

Los hongos son unos vegetales de organización celular muy primitiva que se instala en la madera de nuestro hogar y que provoca manchas sobre a madera de color anormal, la degradación del material o la presencia de insectos xilófagos que suelen acompañarlos, e incluso pueden provocar problemas alérgicos.

Y es que para que los hongos y el moho prolifere en el hogar uno de los requisitos que tiene más relevancia es su dependencia de la humedad. El contenido mínimo de humedad en la madera que permite su desarrollo es de 18% y 20%.

De esta manera, toda aquella madera que esté expuesta a niveles de humedad superiores a estos límites, será mucho más proclive a ser atacada por los hongos. Bien al contrario, aquellos lugares donde los límites de humedad sean inferiores a este umbral, serán más resistentes a estos ataques, de manera que el contenido de humedad óptimo para su desarrollo está entre el 35% y el 50%.

En esta línea, los muebles de madera que pueden sufrir los ataques de hongos y moho de manera más directa pueden ser los que se encuentran al aire libre, por eso llegado el mes de septiembre es conveniente comenzar a pensar en guardarlos y protegerlos de las inclemencias del tiempo, o al menos, someterlos un par de veces al año a una completa limpieza, que coincidirán con esta época del año en la que llega el final de la temporada de vacacione o cuando pase la temporada de lluvias, para prepararlos de nuevo para el buen tiempo.

Por otra parte, para eliminar el moho o los hongos, es conveniente limpiar y fregar el moho de las superficies afectadas mediante el uso de una esponja, trapo o cepillo de fregar. Pese a ello, es posible que queden machas, que se pueden abordar mediante un lijado de la madera o bien utilizando lejía. Sin embargo, antes del uso de la lejía en toda la superficie, es conveniente probar su uso en algún pequeño lugar no visible para comprobar si se decolora la madera.

En este sentido, los hongos localizados en espacios reducidos pueden ser fácil de atacar, pero cuando existen varios focos o la zona afectada es más amplia, es conveniente ponerse en contacto con una empresa especializada en el tratamiento y erradicación de plagas, que traten de manera profesional y especializada la zona aplicando las herramientas y técnicas necesarias para garantizar que el área afectada queda libre de hongos, es habitable y no conducirá a problemas de salud.

Los sistemas de agua y refrigeración y la Legionella

legionella

La legionella consiste en una infección a nivel pulmonar, que se contrae a través de las vías respiratorias después de ser aspirada y que se caracteriza principalmente por neumonía con fiebre alta.

Esta enfermedad de la que cada cierto tiempo se conocen casos a nivel nacional y que es complicada de combatir y que en ocasiones puede desembocar en un trágico final, si se sufren complicaciones con otras enfermedades o patologías, es provocada por la bacteria legionella pneumophila, que se encuentra en el ambiente en el que vivimos y que puede llegar con facilidad a los sistemas que abastecen de agua las ciudades y proliferan gracias generalmente a ambientes cálidos y húmedos, ya que la temperatura en la que suelen desarrollarse se encuentra entre los 20 y los 45 grados.

En esta línea, la mayor fuente de contagio para las personas suele estar en sistemas de agua, sobretodo sistemas de agua caliente sanitarios como acumuladores o bañeras hidromasajes, entre otros, y de aire acondicionado de grandes edificios como oficinas, hoteles, spas, centros comerciales, hospitales...

Es por ello que se convierte en fundamental diseñar e implementar un plan de prevención contra la acción de esta bacteria y adaptar a nuestro plan de prevención y a la normativa vigente en materia de medidas higiénico-sanitarias cualquier instalación, como recoge el Real Decreto 865/2003 para el control precisamente de la legionella.

En este sentido, la revisión periódica de las instalaciones, su mantenimiento y limpieza de los sistemas de agua y refrigeración de los edificios, como principales focos de infección, se convierte en la mejor arma para combatir los focos de infección y evitar el desarrollo de estas bacterias, para ello es fundamental contar con profesionales experimentados y especializados en estos tratamientos y que cuenten con los medios, las herramientas y los productos necesarios para combatir este tipo de situaciones.

Edificios sin termitas

termitas web

Como ya hemos hablado en algún otro artículo, las plagas principales que afectan a la madera son las termitas, la carcoma y los hongos. Organismos todos ellos que se alimentan de los principales componentes de la madera, como son la celulosa.

En este artículo nos queremos centrar en las termitas, una plaga muy perjudicial y devastadora si no se la detecta y contiene a tiempo, ya que tiene una gran capacidad para penetrar en las edificaciones provocando graves daños estructurales. Las termitas, al contrario de la carcoma provienen del suelo y por la humedad.

En este sentido, el sonido que producen las termitas no suele ser audible sin utilizar tecnologías e incluso en muchas ocasiones no dejan ni agujeros que delaten su presencia. Por ello, un truco que puede ayudar a saber si hay termitas en un determinado lugar es de golpear el mueble, marco de la ventana, suelo o cualquier estructura que contenga madera. Si esta se rompe y se observa un hueco, es muy posible que haya termitas.

Sin embargo, en el caso de la termita que ataca a la madera seca, también denominada termita aérea, sí suelen aparecer agujeros por donde expulsan sus heces, que acostumbran a ser bolitas que pueden variar de color, pero con una forma muy característica, similar a un minúsculo grano de café. Esta es la mayor diferencia con la carcoma, que lo que deja a su paso es un serrín muy fino.

Asimismo, existe otro tipo de termita, la denominada subterránea, que no hace agujeros de salida. En este caso, las galerías de termitas subterráneas se pueden identificar por el hecho de que los residuos se pegan a la madera en forma de una especie de barro seco.

No obstante, en caso de considerar que algún mueble de madera o bien el inmueble en su estructura puede estar afectado, lo más conveniente es dar aviso a una empresa o profesional especializado en este tipo de control de plagas, ya que las termitas son insectos que viven en colonias con una gran capacidad de reproducción, de manera que una actuación rápida y una detección precoz es imprescindible. Asimismo, el tratamiento en el caso de termitas subterráneas se trata de un proceso lento que precisa entre seis y nueve meses para su total erradicación, por lo que una actuación a tiempo es vital. 

...

Garantía asegurada