Cómo combatir la cucaracha germánica

punto de gel

La cucaracha germánica, “Blattella germanica” es la plaga por excelencia en todas las cocinas. A diferencia de otras especies de cucarachas, ésta está presente todo el año, es la más extendida en zonas urbanas y cómo combatirla se vuelve un reto.

Vive exclusivamente en entornos humanos y representa un grave peligro para la salud por su capacidad de transmitir microbios, bacterias y su capacidad de desencadenar problemas de asma.

Rasgos de las cucarachas alemanas

Al igual que otras especies, las cucarachas alemanas ralentizan su ritmo de reproducción en las épocas frías. Sin embargo, nuestros hogares o negocios cada vez están mejor preparados para resguardarnos del frío.

Esto hace que la temperatura en el interior de las casas sea más agradable, siendo más fácil encontrar zonas en las que se alcancen temperaturas entre 30ºC y 35ºC, como detrás de electrodomésticos.

Los lugares más habituales donde encontrar a estos insectos son detrás de frigoríficos, lavavajillas incluso en los bajos de los muebles. En negocios como restaurantes y bares son muy comunes detrás de la cafetera o en el motor del grifo de cerveza.

Su rápida reproducción tampoco facilita su exterminación. La cucaracha germánica pone entre 35 y 40 huevos en una ooteca. La cucaracha hembra suele poner entre 4 y 8 ootecas por lo que, si el ciclo de vida dura unas 6 semanas, una hembra junto con su descendencia podría llegar a alcanzar los 30.000 ejemplares.

Además, son mucho más resistentes a insecticidas que otros tipos de cucarachas. El motivo es que esta especie vive en poblaciones cerradas, facilitando la selección rápida de individuos altamente resistentes.

Otro de los rasgos que caracterizan a esta especie es que, normalmente, las transportan los humanos. Viajan en camiones de mercancías y se instalan en los almacenes, por lo que muy probable, si las has encontrado en casa o en tu negocio, hayan ido escondidas en algún envase.

Morfológicamente también tienen características distintivas que las diferencia de otras especies, sobretodo su tamaño, en el post de Las diferencias de la cucaracha alemana tienes más información sobre este aspecto.

Tratamiento para combatir una plaga de germánica

En Traconsa, nuestros especialistas analizan la zona a desinsectar para detectar el foco de infección y el nivel de la misma. Así, se utilizará el tratamiento adecuado para cada infraestructura.

Los tratamientos de cucarachas desarrollados por nuestra empresa pueden ser de dos tipos:

  • Química. Por pulverización y colocación de puntos de gel en las zonas infectadas.
  • Física. Con trampas de monitoreo.

Además del insecticida químico o las trampas físicas para combatir la plaga de germánica, existen ciertas recomendaciones para evitar que vuelva a suceder.

Entre ellas está la limpieza general y eliminar cualquier fuente de alimento, no dejar restos de comida en la encimera y no dejar la basura en la cocina.

Si cree que podría tener una plaga de germánica en su hogar o negocio, cuente con una empresa especializada en el servicio de desinsectación de cucarachas

En la imagen podemos ver como se desarrolla uno de nuestros tratamientos con puntos de gel frente a una plaga de cucarachas.

Gracias a los productos profesionales y el control de plagas posterior al tratamiento, la eficacia de exterminación de la plaga está garantizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Viga afectada por termitas

Tipos de termitas y su comportamiento

Existen más de 2000 especies de termitas conocidas, de las cuales sólo 150 causan daños en la madera. Este tipo de insectos no se caracterizan