Cómo hacer el control de plagas en hospitales

control de plagas en hospitales y centros de salud

Una plaga de insectos o roedores es peligrosa para la salud en cualquier parte, pero existen ciertas instalaciones donde lo son aún más. Hablamos aquí de los hospitales, clínicas o geriátricos, donde hay que extremar las precauciones debido a que en su interior se encuentran personas vulnerables.

En el sector sanitario, las actividades de control de plagas se deben realizar de forma continua, pues el nivel de infestación en estas instalaciones debe ser cero. Además, de que existen ciertas zonas críticas donde se debe realizar el control de plagas en hospitales.

Tipos de plagas en hospitales

Las plagas que ponen en jaque la higiene, las plagas de insectos así como los portadores de gérmenes como cucarachas, roedores o aves suponen un riesgo para los hospitales. Mantenerlos a raya se convierte en un factor fundamental para este tipo de instalaciones del sector sanitario.

Todos estos tipos de plagas se instalan en el hospital o clínica en búsqueda de alimentos, el problema es que durante tu trayectoría pueden contaminar suministros médicos y material como vendas, goteos o jeringuillas. Y es que durante la búsqueda de comida, pueden pasar por encima de objetos dejando heces o descamación cutánea o de tejido contaminándolos.

Las consecuencias de que aparezca una plaga en un hospital es de extrema gravedad para los pacientes, ya que pueden transmitir patógenos infecciosos peligrosos para su salud. Y enfermedades como la salmonelosis, norovirus, herpesvirus u otras cadenas infecciosas.

Los hospitales y centros de salud se convierten en áreas muy atractivas para todo tipo de plagas, pues en ellos encuentran calor, alimento y refugio. Pero que se detecte una plaga en un hospital lleva a pérdida de confianza y quejas por parte de los pacientes y clientes.

Además, en un hospital hay zonas de preparación de comida, almacenamiento de contenedores de basura o lavandería. Todas estas zonas son propensas a la aparición de plagas y se encuentran en un mismo edificio, lo que haría que se expandiesen de manera más rápida.

Para evitar una plaga en el hospital o clínica de salud, se deben llevar a cabo acciones preventivas y continuas para asegurar la higiene y salubridad del edificio. Teniendo en cuenta en todo momento las limitaciones para la aplicación de ciertas áreas, en las que se necesita un programa de control de plagas en la que los profesionales diseñen el plan de control acorde a las necesidades del hospital.

Zonas vulnerables para el control de plagas en hospitales

El principal motivo de aparición de plagas es la deficiencia de las condiciones sanitarias, la falta de prevención y la carencia de control de este tipo de agentes biológicos. Por eso es tan importante ofrecer un ambiente libre de plagas en hospitales, para ello se clasifican las áreas de un hospital por nivel de riesgo de generar alguna plaga.

El área de cocina se considera de riesgo alto pues es el lugar preferido por las plagas al tener restos de comida para alimentarse. También los almacenes de medicamentos donde se guardan cajas de material quirúrgico o residuos intrahospitalarios son una zona de alto riesgo, pues las cajas de cartón atraen roedores, cucarachas, etc.

La zona de lavandería y baño se consideraría de riesgo medio, ya que las plagas se pueden sentir atraídas por la presencia de humedad de estas áreas. No necesariamente las plagas se deben a la falta de higiene de estas instalaciones sino por los edificios aledaños que se conectan por tuberías.

Para solucionar esto, se pueden poner rejillas en desagües como método de prevención, así como un monitoreo e inspección periódicamente y buenas prácticas de limpieza. 

Y por último, las zonas de riesgo bajo serían las habitaciones y salas de espera, donde aquí el riesgo de plaga que se tiene es causado por chinches de cama. En estas áreas se recomienda realizar una aplicación periódica.

En Traconsa realizamos un plan personalizado de tratamiento contra plagas en hospitales. Analizamos las zonas y puntos de conflicto para escoger el producto biocida que tenga menor impacto para el medio ambiente y la salud de las personas y atacar el problema de raíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías