¿Las cucarachas son peligrosas?

Las cucarachas son uno de los insectos más odiados del mundo y, a la vez, uno de los más resistentes del planeta. A menudo hay plagas en ciudades que hacen que estos bichos lleguen a nuestras casas y la pregunta se hace evidente en esos momentos: “¿Las cucarachas son peligrosas?”. En este artículo respondemos a esta pregunta con todos los detalles.

¿Las cucarachas pican?

Lo primero que debemos saber es que las cucarachas no pican, pero sí que pueden llegar a morder. Aun así, la mordedura de uno de estos insectos en un humano o en un animal de compañía ocurre en muy pocas ocasiones. Solamente pasa si se sienten amenazados y no tienen otra salida. De hecho, lo más habitual es que huyan rápidamente cuando creen que hay un peligro.

En caso de que ocurra, una mordedura de cucaracha siempre debe limpiarse, ya que estos insectos pueden ser portadores de bacterias. Esto significa que, a pesar de no suponer un riesgo directo para la salud, si no se limpia y se desinfecta adecuadamente, puede causar irritación y/o inflamación en la zona. De hecho, en casos muy concretos, se pueden llegar a producir infecciones si la mordedura coincide con una herida previa. En una situación así, será necesario acudir al médico.

Riesgos que suponen las cucarachas para nuestra salud

Como vemos, estos insectos no pueden hacernos daño como tal, más allá de una mordedura que no suele conllevar complicaciones. Sin embargo, las cucarachas pueden suponer otros riesgos para nuestra salud, por ejemplo a través de la transmisión de enfermedades.

Existen varias maneras mediante las cuales pueden transmitirnos alguna enfermedad, pero lo más habitual es que sea mediante contacto, a través de sus excrementos o con saliva o vómito.

¿Cómo? Las cucarachas pueden comer algo contaminado y esto puede quedarse en su aparato digestivo. Este patógeno nocivo se queda en su cuerpo y, por lo tanto, se encuentra también en sus heces, su saliva y su vómito. Si tenemos en cuenta que estos insectos se mueven por todo tipo de superficies, es evidente que sus excrementos y su saliva pueden estar en casi cualquier sitio que se encuentre cerca de su nido o su territorio. Por ejemplo, si uno de estos insectos tiene contacto con un alimento de nuestra cocina y deja restos de su saliva con bacterias, ese alimento se puede convertir en una fuente de enfermedades para nosotros.

Entre las principales enfermedades pueden ser transmitidas a humanos por parte de las cucarachas está la salmonelosis, la peste bubónica, la disentería, la fiebre tifoidea, la hepatitis infecciosa, la lepra y la gastroenteritis.

Cucarachas, asma y alergias

Quizás te estarás preguntando: ¿qué tienen que ver las cucarachas con el asma? Pues parece que más de lo que podríamos pensar. Y es que existen investigaciones científicas han demostrado que ambas cosas están relacionadas en muchos casos.

El estudio National Cooperative Inner-City Asthma Study (NCICAS), que se hizo en ocho ciudades de EEUU, demostró que un notable porcentaje de personas que viven en áreas urbanas y presentan un cuadro de asma son, además, alérgicas a las cucarachas. De hecho, los niños con alergia a estos insectos que están expuestos a ellos en sus hogares, son más propensos a hospitalizaciones por asma y a otros problemas respiratorios.

Expertos de Columbia también confirmaron esta teoría. Descubrieron que los niños que viven en zonas con tasas de asma muy elevadas estuvieron expuestos a estos insectos y desarrollaron una alergia. En definitiva, la exposición a las cucarachas contribuye al desarrollo de asma en ambientes urbanos.

Por otro lado, existen también investigaciones que afirman que la mayoría de personas asmáticas que sufren alergia a las cucarachas pueden experimentar un ataque de asma solo con el primer contacto con las esporas que desprenden estos insectos a través de sus excrementos, su saliva, etc.

¿Podemos pisar una cucaracha?

Si te encuentras uno de estos insectos en casa, sobre todo sabiendo todo lo que te hemos contado, tu primer instinto probablemente sea pisarlo. Pues bien, la OMS (Organización Mundial de la Salud) nos dice que no debemos pisar las cucarachas por un motivo muy simple.

Al aplastar una cucaracha, el animal libera una sustancia bacteriana que se esparce y se dispersa también por el aire, corriendo el riesgo de inhalarlo. Algo que, teniendo en cuenta los estudios mencionados, puede provocar un ataque a alguien que sufra alergias o asma. Además, si estas partículas bacterianas llegan al intestino o al estómago de una persona, tenga o no tenga asma, pueden llegar a provocar fiebre, diarrea y otro tipo de infecciones.

En definitiva, las cucarachas no son animales peligrosos de por sí, pero pueden transmitir enfermedades y empeorar notablemente cuadros de asma. Por eso es muy importante combatir las plagas de este insecto en el momento en el que se detecten.

Si te encuentras lidiando con una plaga de cucarachas y no sabes cómo resolver el problema, en Traconsa podemos ayudarte. Somos una empresa especializada en el control de plagas y utilizamos productos altamente eficaces que, al mismo tiempo, son respetuosos con el medio ambiente.

Categorías

fumigar-cucarachas

Cómo fumigar cucarachas

Si tienes problemas de cucarachas en casa debes tener en cuenta las características de estos insectos, estas suelen habitar en zonas oscuras, húmedas y sucias,

Abrir chat
Bienvenido a Traconsa, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?