Plagas en el césped: cómo tratarlas

Cuando un césped está sano, luce verde y brillante. Pero cuando no lo está, se ve marrón y con mal aspecto. En este último caso, es un claro síntoma de la existencia de plagas en el césped, ya sea de gusanos, lombrices, babosas, hormigas, u otro tipo de insectos. Descubre cómo identificarlas y acabar con ellas.

Identificar plagas en el césped

Si pretendemos controlar una plaga, lo principal es identificarla antes de todo. De este modo podremos conocer el ciclo vital y el comportamiento del insecto, y que tratamiento es más adecuado para erradicarlo de forma efectiva, rápida y segura.

Las manchas marrones, las calvas sin hierba, mordidas, las hojas marchitas, el césped levantado por las aves, o ver gusanos e insectos en éste, son los signos de alerta más comunes.

Gusanos blancos

Esta es la especie más dañina. Se trata de las larvas de los escarabajos donde hay distintos tipos, desde los conocidos como escarabajos enmascarados a escarabajos japoneses. Es una larva gruesa de entre 2,5 a 4 centímetros de longitud. Habitan debajo de la superficie del suelo y se alimentan de las raíces del césped.

Una forma de identificar esta plaga es levantando un poco el suelo, que suele tener un aspecto esponjoso, para ver los gusanos bajo la hierba junto a las raíces. Otra señal es observar la presencia de cuervos, mofetas o topos sobre el césped, ya que estos animales se alimentan de larvas e insectos.

Gusanos grises

Se trata de una polilla de color gris que pasa el invierno en forma de oruga y permanece encerrada y enroscada bajo la tierra durante el día. Son activas de noche y se alimentan de las plantas, haciendo que se marchiten. Los daños son visibles durante la primavera y el verano. Es sencillo de identificar si ponemos atención a las zonas con césped marchito y buscamos túneles y hierba con mordiscos.

Gusanos de alambre

Los gusanos de alambre se tratan de unos coleópteros, cuya larva mide dos centímetros de largo y son de color amarillento. Los adultos no son especialmente peligrosos, pero sus larvas si producen graves daños al césped y a huertos. Es una plaga sensible a las altas temperaturas y al ambiente seco, por lo que suelen aparecer en sitios húmedos y frescos. Durante el invierno y el verano permanecen escondidos bajo la tierra atacando las raíces de la hierba o las hortalizas. Es habitual verlas cuando tenemos primaveras lluviosas de temperaturas suaves. Ante la presencia de gusanos de alambre, el césped se marchita o se seca.

Lombrices de tierra

Las lombrices de tierra no son especialmente dañinas, pero pueden resultar desagradables y es preciso controlar su reproducción. Estos gusanos cilíndricos son capaces de llegar a medir 20 centímetros de largo. Son fáciles de identificar, ya que crean galerías subterráneas en la tierra, dejando agujeros y montículos a la vista sobre la superficie. Otro signo de que haya una plaga de lombrices en el césped, es cuando hay pájaros o topos en el jardín, los cuales se alimentan de estas.

Hormigas

Las plagas de hormigas en el césped son bastante habituales. Su color negro o amarronado, sus antenas en ángulo, su pequeño cuerpo dividido en tres partes y su estrecha cintura, son características que las convierte en un insecto fácil de reconocer. Las plagas de hormigas pueden hacer que el césped luzca calvas o zonas con escasa hierba, ya que durante la siembra, suelen recolectar gran parte de las semillas. También se pueden identificar hormigueros en la superficie de la tierra, es decir una especie de túneles que excavan para protegerse del clima y los depredadores. En el peor de los casos, estos bichos pueden entrar a través de las ventanas o puertas en el hogar, acabando con una plaga de hormigas en casa difícil de controlar.

Topos

Otra plaga son los topos, unos mamíferos insectívoros que pueden destruir jardines y campos de golf. Los topos ayudan a airear la tierra, favoreciendo el drenaje y el reciclaje de nutrientes. Sin embargo, cuando estos se convierten en una plaga difícil de controlar, producen daños estéticos en jardines y campos de golf, debido a las crestas y montículos que crean al hacer sus túneles en la tierra. También dañan las raíces y perjudican el crecimiento del césped, otras plantas y las hortalizas en el huerto. Si observas pequeñas montañas de tierra hueca o piedras – que suelen sacar al exterior al crear los túneles -, es posible que tengas una familia de topos en el jardín. Verlos directamente puede ser complicado, ya que no suelen salir demasiado al exterior.

Cómo tratar una plaga en el césped

La forma en la que tratar una plaga de césped, dependerá de la especie a la que nos enfrentemos. No obstante, existen una gran variedad de insecticidas en el mercado de uso doméstico que podrás encontrar en droguerías o supermercados. Frente a algunas plagas se puede usar feromonas para la captura de insectos o gusanos adultos.

En el caso de los gusanos de alambre, al no gustarles los ambientes secos y calurosos, llevar a cabo el laboreo de la tierra en pleno verano, puede ayudar a reducir su población, ya que morirán las larvas y huevos que queden al descubierto.

No obstante, lo mejor para acabar con algunas plagas que pueden ser difíciles de erradicar, es recurrir a profesionales de la prevención y el control de plagas como Traconsa. Nuestra empresa es experta en fumigación y aplica tratamientos eficaces, seguros y rápidos frente a plagas en el césped. ¿Te ayudamos?

Categorías

fumigar-cucarachas

Cómo fumigar cucarachas

Si tienes problemas de cucarachas en casa debes tener en cuenta las características de estos insectos, estas suelen habitar en zonas oscuras, húmedas y sucias,

Abrir chat
Bienvenido a Traconsa, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?