La legionella, un riesgo en la climatización de bares

riesgo de legionella en la climatizacion de terrazas de bares

En España se producen unos 50 brotes de media de legionella al año, de los cuales, casi el 10% de los que contraen la enfermedad acaba en mortalidad. Por este motivo, es tan importante prevenir la legionella en todas las instalaciones que cuenten con un depósito de agua, teniendo especial cuidado con los humidificadores de las terrazas de los bares y restaurantes.

Los humidificadores y nebulizadores que se instalan en terrazas de bares disminuyen la temperatura ambiental y mejoran el confort térmico pero, pueden ser el caldo de cultivo perfecto para la legionella. Además, ANECPLA ha alertado del riesgo de legionelosis producido por los sistemas de nebulización de agua en bares y terrazas.

 La importancia del control de legionella

En primer lugar, saber que la legionella es una bacteria que habita en aguas estancadas y son las responsables de provocar la legionelosis. Ésta es una enfermedad que se contrae a través de las vías respiratorias a consecuencia de la inhalación de aerosoles.

Estos aerosoles se forman a partir de las pequeñas gotas que se generan al pulverizar el agua. Se manifiestan en forma de infección pulmonar, que se caracteriza por una neumonía con fiebre alta, enfermedad del legionario, o por un síndrome febril agudo de pronóstico leve, fiebre de Pontiac.

Sea cual sea, esta bacteria provoca graves problemas de salud, por lo que son necesarias revisiones periódicas, preventivas y correctoras en los depósitos de agua y realizar tratamientos de agua cuando sean necesarios. Se busca mejorar aspectos como la seguridad, salubridad e higiene de instalaciones con riesgo de dispersión de legionella.

Por estos motivos, la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) alerta de la necesidad de estos tratamientos. En especial las instalaciones que tengan torres de refrigeración, equipos de aerosolización, pulverización y nebulización de agua destinados al confort térmico o para la conservación de alimentos.

Aquí los bares y restaurantes que, comenzando la época de buen tiempo instalan humidificadores y nebulizadores para mejorar la temperatura deben desarrollar un plan de control y prevención para garantizar la seguridad de los consumidores y empleados frente al peligro de legionella.

Medidas para prevenir la legionella

Las medidas para prevenir la legionella en hostelería van dirigidas principalmente a evitar las condiciones que favorecen la colonización, multiplicación y dispersión de la bacteria. En especial, las temperaturas adecuadas para su crecimiento, entre 25-45 grados centígrados, estancamiento del agua, acumulación de sustratos o cualquier producto que sirva de alimento para la bacteria.

Además, el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, obliga a los propietarios a realizar un tratamiento de limpieza y desinfección previo a la puesta en marcha de toda instalación que haya estado parada más de un mes. Se insiste en reforzar las medidas preventivas y el control de forma periódica y no únicamente en la época estival que es cuando aparecen las condiciones óptimas para su proliferación.

Así, comenzar los tratamientos de manera previa, evita que la bacteria se instale en los depósitos de agua y se pueda eliminar antes de que se desarrolle. Traconsa realiza tratamientos de las aguas en hostelería para controlar, prevenir y corregir problemas de legionella.

Analizamos todos los dispositivos que puedan generar partículas de agua por pulverización. Y que, además, pueda ser un vector de riesgo para que se desarrolle la legionella, pídenos información sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías