Limpieza hospitalaria: métodos y técnicas

La limpieza hospitalaria es uno de los tipos de limpieza más compleja e importante, puesto que se basa en la eliminación de microorganismos que pueden afectar a la salud de los pacientes, familiares y/o profesionales médicos. De este modo, el hecho de tener una limpieza en hospitales óptima, equivale a una mayor seguridad para las personas.

H2: Qué es la limpieza hospitalaria La limpieza de hospitales tiene como principal objetivo asegurar a los individuos que se encuentran dentro del hospital, un sitio seguro y desinfectado. Es así como se ayuda a reducir la contaminación cruzada y la posibilidad de transmitir enfermedades.

También, es clave tener en cuenta que la limpieza y desinfección en hospitales se basa en el nivel de carga de bacterias que hay en cada lugar y por las características de cada una de ellas, ya sea por tratamientos o altas médicas.

Tipos de limpieza en hospitales

El hecho de escoger las técnicas de limpieza y desinfección hospitalaria que mejor se adaptan en cada caso, está directamente relacionado con el tipo de materia orgánica a eliminar, su cantidad y la superficie en la que se encuentra. Además, también se deberá tener en cuenta otro factor fundamental: la necesidad o urgencia con la que se deba limpiar. Así pues encontramos dos tipos de limpieza dentro del entorno sanitario:

● Limpieza hospitalaria rutinaria: se lleva a cabo a diario gracias a la aplicación de técnicas básicas y generales.

● Limpieza hospitalaria terminal: se trata de una limpieza mucho más completa, la cual se realiza justo después de una intervención o alta hospitalaria.

¡Ojo! Después de limpiar como es debido, es muy importante no dejar a un lado la desinfección de los distintos elementos y el espacio en el que se encuentran.

H3: Zonificación de la limpieza en hospitales

Los hospitales y los centros de salud se pueden clasificar según el riesgo que presentan en cuanto a contagios y necesidades específicas. Las podemos distinguir entre:

● Zonas de bajo riesgo: son aquellas áreas hospitalarias que tienen bacterias con una presencia por debajo del 20%. En términos generales, suelen ser las recepciones, salas de espera, pasillos, entre otros.

● Zonas de riesgo medio: la carga de bacterias en estos lugares se encuentra entre el 20% y el 60%, por lo que normalmente se tratan de zonas en las que se atienden a los pacientes o áreas en los que se llevan a cabo tratamientos no invasivos.

● Zonas de alto riesgo: son las áreas críticas en las que la carga bacteriana supera el 60%, la cual cosa hace que sea muy común encontrar zonas de alto riesgo en quirófanos, salas de urgencias o habitaciones de cuarentena.

Además, cabe añadir que todas ellas dependen, exclusivamente, de la carga bacteriana que sufran.

H2: Protocolo de limpieza y desinfección de áreas hospitalarias

Después de clasificar los diferentes tipos de limpieza y desinfección, cabe tener en cuenta que en función de la superficie o la profundidad de higiene que se necesita, se llevará a cabo uno u otro método de limpieza y desinfección, ya sea vía nebulización de virucidas o desinfección con ozono.

Es importante llevar a cabo una limpieza húmeda en superficies en las que hay polvo, puesto que si fuera en seco únicamente se conseguiría levantar el polvo. Por ello, en las superficies en las que no hay materia orgánica, se debe usar agua, enjabonar, aclarar y secar por completo. No obstante, la limpieza y desinfección en áreas en las que hay presencia de materia orgánica, como por ejemplo la sangre, cabe remover la materia, eliminar el polvo con agua, enjabonar con detergente o jabón neutro, aclarar y, por último, aplicar el desinfectante más óptimo.

Asimismo, es importante tener en cuenta que después de retirar los residuos mencionados lo más recomendable es depositarlos en los contenedores impermeables más apropiados.

Por otro lado, existen una serie de principios generales en la limpieza hospitalaria que hay que seguir rigurosamente:

● La limpieza se debe hacer vistiendo un uniforme reglamentario, el cual se deberá desechar después de realizar dicha actividad. De este modo, se evita la contaminación cruzada.

● También es aconsejable usar guantes, a poder ser de nitrilo.

● Antes de llevar a cabo la limpieza general, hay que recoger la materia orgánica.

● La limpieza se debe realizar en húmedo, por lo que se recomienda usar mopas.

● Los recursos de limpieza que se usen deben pasar por una limpieza y desinfección después de cada uso.

● Se recomienda evitar la generación de corrientes de aire para evitar el movimiento de gérmenes y bacterias.

● Por último, se recomienda utilizar los materiales más adecuados para cada superficie como pueden ser: agua oxigenada, alcohol, compuestos fenólicos, compuestos que liberan cloro activo, monopersulfato, compuestos de amonio, entre otros.

En Traconsa, somos expertos en desinfección y esterilización de todo tipo de superficies, puesto que desinfectamos tanto el ambiente como las superficies por vía aérea. Esto constituye una importante medida de control sanitario ya que previene el contagio de determinadas enfermedades derivadas del contacto con microorganismos patógenos como la salmonella o de virus y esporas bacterianas altamente perjudiciales para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Eliminar carcoma: paso a paso

¿Tienes un mueble antiguo en casa y sospechas que tiene carcoma? ¿O quizás se trata de las puertas? ¿O alguna viga de madera? Sea lo

La legionella en el agua

La legionella es una bacteria que habita en ambientes de agua dulce naturales como los ríos y los lagos. El problema surge cuando la legionella

Desinsectación, avispas, Traconsa

Tipos de avispas en España

Actualmente, existen distintos tipos de avispas en España. Pero no todas son autóctonas.  Desde hace unos años, las especies de avispas autóctonas de la Península

Abrir chat
Bienvenido a Traconsa, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?