Oruga procesionaria: qué es y por qué es peligrosa

La oruga procesionaria del pino es una de las plagas más peligrosas y está extendida por toda la península. Supone un grave riesgo especialmente para la salud de los perros y los niños, que en un momento dado podrían sentirse atraídos a jugar con ellas. Este invertebrado es capaz de producir reacciones alérgicas graves, entre otros síntomas preocupantes. A continuación explicamos con más detalle qué es la oruga procesionaria, porque es tan peligrosa y cómo identificar sus síntomas.

Qué es la oruga procesionaria

La oruga procesionaria, o científicamente conocida como Thaumetopoea pityocampa, es un invertebrado que habita en zonas con pinos, cedros y abetos, concretamente en el sur de Europa y de América.

Las orugas procesionarias poseen unos pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire, produciendo alergias y una fuerte irritación en nariz, oídos y garganta. Su veneno provoca un efecto urticante debido a una toxina termolábil denominada Thaumatopina.

Esta oruga es conocida como procesionaria porque suele desfilar con todas sus compañeras en fila, una detrás de otra, recordando a una procesión de semana santa.

La época en la que suele verse la oruga del pino es durante la primavera. No obstante, debido al cambio climático, en ocasiones pueden verse incluso en otoño. Esta oruga suele estar muy presente en la zona del mar mediterráneo.

¿Por qué es tan peligrosa la oruga procesionaria del pino?

La peligrosidad de la oruga procesionaria se debe a los síntomas que es capaz de provocar. La toxina que contiene los pelos de la oruga procesionaria, al entrar en contacto con la nariz, lengua o boca, puede producir graves reacciones alérgicas, inflamación, e incluso, gran dificultad al respirar.

Esta especie supone un peligro sobre todo para los perros, con los que su veneno puede llegar a ser mortal. Los perros suelen olisquearlas sin saber a lo que se exponen, pudiendo en ocasiones, incluso lamerlas con la lengua. En estos casos, una reacción alérgica de oruga procesionaria puede provocar la muerte por asfixia si la inflamación llegara a la garganta.

Los niños, aunque suele ser menos habitual, también pueden ser víctimas de este invertebrado, sintiéndose atraídos por su aspecto. Si tocarán una oruga jugando, y posteriormente, se llevaránllevaran las manos a la boca, correrían un grave peligro. Por lo que es necesario estar alerta si nos encontramos en una zona de pinos, o incluso, explicarles que es la procesionaria y el peligro que entrañan.

Cuando una persona o mascota entra en contacto con una oruga, estos pelos suelen clavarse en la piel, en la zona de los ojos o en las mucosas. Es necesario encontrarlos y eliminarlos cuanto antes. En los casos más graves, una reacción alérgica a la procesionaria, puede desencadenar hasta úlceras y necrosis tisular.

¿Cuáles son los síntomas de la oruga procesionaria en perros?

¿Vives en una zona de pinos que suele haber orugas procesionarias y crees que tu perro puede verse afectado por estas? Te vamos a explicar como identificar si tu perro lamentablemente ha sufrido una picadura.

Los primeros síntomas que verás será un incremento en la salivación y que este se tocara las patas con la boca continuamente. También andará nervioso. La lengua de los canes suele ponerse roja, amoratada, e incluso, negruzca.

Una vez identificados estos síntomas de alerta en tu mascota, revisa su cara, sus ojos y sus patas. Estas zonas pueden verse inflamadas. Además, si se ha tragado una oruga o pelos, podría comenzar a vomitar de inmediato.

La reacción alérgica a la oruga procesionaria es tan fuerte que en poco tiempo comenzará a presentar angioedema. El angioedema es una inflamación similar a la urticaria, pero que se da bajo de la piel. Suele afectar habitualmente a la cara y a la garganta.

¿Cómo combatir la oruga procesionaria?

Existen distintos remedios para combatir la oruga procesionaria. No obstante, si te la encuentras en zonas naturales, no debes retirarlas ni matarlas, simplemente deberás no acercarte a ellas para evitar correr cualquier riesgo. Está prohibido eliminarlas, ya que se encuentran en su medio natural. Sin embargo, sí que puedes actuar si se encuentran en tu propiedad.

Si tienes un jardín con pinos, abetos y/o cedros, te recomendamos estar atento y aplicar algunos remedios para combatir esta plaga tan peligrosa. Sobre todo si tienes perro o niños.

Uno de los remedios más conocidos es realizar una mezcla de agua y jabón dentro de un pulverizador. Rocía la mezcla en las plantas afectadas o los nidos. La plaga dejará la zona, ya que esta mezcla es contraproducente para su supervivencia.

La colocación de trampas con cebos también suele ser efectiva. Estos insectos quedarán inevitablemente atrapados en ellos. Las colillas de tabaco también pueden ayudarte a combatir la plaga, ya que se trata de un repelente natural. Puedes colocar algunas colillas alrededor de los pinos para evitar que estas bajen al suelo.

Pero lo más efectivo es quitar los nidos manualmente antes de que comience la bajada de las larvas recorriendo los pinos. Eso sí, si estás pensando en eliminar la oruga procesionaria del pino, es recomendable que lo haga siempre un profesional.

En Traconsa somos expertos en la prevención y el control de plagas de la oruga procesionaria, por lo que podemos ayudarte a acabar con esta plaga de forma rápida, segura y eficaz, si la estás sufriendo en tu jardín o terreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

fumigar-cucarachas

Cómo fumigar cucarachas

Si tienes problemas de cucarachas en casa debes tener en cuenta las características de estos insectos, estas suelen habitar en zonas oscuras, húmedas y sucias,

Abrir chat
Bienvenido a Traconsa, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?