Reapertura de piscinas y su desinfección

desinfeccion de piscinas

La reapertura de piscinas en verano, obliga a una adecuada desinfección para su uso público. Sin embargo, tras la situación de pandemia, esta necesidad de desinfección de piscinas se intensifica.

Unas de las preguntas más comunes de cara al inicio de este verano es cómo realizar una reapertura segura y fiable. Cómo hacer el mantenimiento de las instalaciones acuáticas de particulares y comunidades de vecinos se ha convertido en el aspecto clave esta primavera.

Medidas para volver a abrir las piscinas

Los propietarios de instalaciones acuáticas, ya sean piscinas públicas o piscinas privadas, deben llevar a cabo las medidas de prevención que aseguren la desinfección del agua. Además de la desinfección de todo el mobiliario para el uso correcto del mismo.

Estas medidas se llevan a cabo todos los años, pero este último, hay que tomar medidas especiales frente a COVID-19. Según el Ministerio de Sanidad se deben llevar a cabo desinfecciones exhaustivas tanto del recinto interior como el exterior, además de realizar tres desinfecciones al día de todos los elementos palpables por los usuarios.

El objetivo es conseguir que tanto las instalaciones como el agua y los sistemas de pulverización de agua estén libres de microorganismos patógenos. De esta forma se limpia de todas las sustancias que puedan afectar a la salud de los usuarios y al desarrollo de su actividad en la piscina.

En el caso de las piscinas cubiertas, se debe garantizar una calidad del aire adecuada. Además de seguir con precisión todas los pasos de desinfección periódica de las piscinas.

Los pasos a seguir para conseguir una instalación acuática apta para su uso por los usuarios son:

  • Protocolo de limpieza y desinfección de toda la instalación, tanto en espacios abiertos como cerrados así como de los elementos de uso (barandillas, duchas, vestuarios, etc.).
  • Control y medición de los niveles de ph del agua atendiendo al Real Decreto 742/2013 y la normativa.
  • Control de acceso y aforo, distancias de seguridad, etc.

Siguiendo estas recomendaciones, puedes ofrecer un espacio de baño seguro con agua limpia cumpliendo con todos los requisitos para la desinfección de piscinas y su entorno.

Desinfección y tratamiento del agua

La desinfección del agua es esencial para el tratamiento de las piscinas. Normalmente se confunden los términos de desinfección, filtración y limpieza del agua, pues se entiende que el agua que visualmente está limpia es apta para el baño y no siempre es así.

Tener una óptima calidad del agua es fundamental para evitar problemas de salud a nuestros usuarios. Las piscinas, especialmente si están al aire libre, reciben microorganismos presentes en el agua de múltiples maneras.

Cuando se bañan los usuarios dejan restos y materia orgánica en el agua como sudor o mucosas. Además, de dejar restos inorgánicos como crema solar, protector o la propia contaminación atmosférica.

Esto provoca que el agua de una piscina sea el caldo de cultivo perfecto para hongos, algas y otras infecciones que pueden transmitirse a las personas como diarreas o dolor de oídos. El agua, aunque esté clara, contiene todos estos microorganismos obligando a la desinfección y tratamiento correcto del agua.

Para una desinfección y limpieza de la piscina acorde con la normativa se debe hacer uso de cloro y floculantes certificados que no perjudiquen la salud de las personas. Además, esta tarea debe ser llevada a cabo por personal profesional en la manipulación de este tipo de productos químicos.

Desde Traconsa, recomendamos contar con una empresa profesional para la apertura de piscinas. Contamos con personal certificado y hacemos uso de productos aceptados por el Ministerio de Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Viga afectada por termitas

Tipos de termitas y su comportamiento

Existen más de 2000 especies de termitas conocidas, de las cuales sólo 150 causan daños en la madera. Este tipo de insectos no se caracterizan