Traconsa ofrece formación para IFS Food v7

nueva versión norma IFS Food

Traconsa, como empresa de control de plagas ayuda a los trabajadores de la industria alimentaria a cumplir con los requisitos de la nueva versión de la IFS Food v7. De esta forma ofrecemos formación en control de plagas a nuestros clientes para las empresas de manipulación y envasado de alimentos que cuenten con esta certificación.

Requisitos del IFS Food en control de plagas

Pero, ¿qué es la IFS Food y para qué sirve? Pues bien, la IFS Food es una norma de seguridad alimentaria para auditar empresas que fabrican alimentos o se encargan de su empaquetado. 

Esta norma se centra tanto en la seguridad como en la calidad de los alimentos y productos procesados. Se aplica cuando existe riesgo de contaminación del producto durante el envasado primario.

La nueva versión 7 del IFS Food es de obligado cumplimiento desde el pasado día 1 de julio en la que incluye una serie de cambios importantes en relación al control de plagas. El  más importante establece la formación obligatoria en control de plagas a los trabajadores. designados como responsables.

Las empresas del sector alimentario asumen grandes responsabilidades de cara a los consumidores. La contaminación de alguno de sus productos durante el procesado puede acarrear serios problemas de salud, sanitarios y, por ende, de reputación de la empresa.

Es por este motivo por lo que los programas de prevención y control de plagas en la industria alimentaria son clave para garantizar la calidad de sus productos. Así mismo, cumplen también con la normativa europea según establece el Reglamento CE 852/2004 sobre Higiene y Productos Alimenticios.

Las inspecciones de control de plagas y las acciones resultantes estarán documentadas. Se vigilará y registrará la implantación de las acciones. Cualquier infestación deberá estar documentada y se deberán tomar medidas de control al respecto.

Las empresas que cuenten con la certificación IFS Food v7 garantizan la seguridad y la calidad de sus productos en materia de higiene de cara a los consumidores. Para cumplir con todo lo anterior, las empresas de alimentación deben poner en práctica los requisitos en relación a los servicios de desinsectación, desratización y desinfección.

Nuevas medidas de control

La nueva versión de la norma IFS Food ha incorporado una serie de mejoras que afectan, entre ellos, a los procesos operativos de las empresas. En el apartado donde se hace referencia al control de plagas, establece que los locales que se lleven a cabo deben estar diseñados para prevenir infestaciones.

La versión anterior de la norma incluía unos requisitos de formación mínimos a los que se añaden otros en temas de fraude alimentario o el concepto de food defence. En lo referente al control de plagas, se establece una nueva medida de formación que permita al propio personal realizar supervisiones durante las actividades relacionadas con los servicios DDD.

Las empresas certificadas con esta norma deben tener un sistema de control de plagas implantado. El sistema debe incluir la identificación de plagas potenciales en el entorno de la fábrica, biocidas que se aplican, mapeo de las estaciones de cebo o la frecuencia de las inspecciones, entre otras.

Establecer las nuevas medidas de control implica tener en cuenta el tipo de materias primas y el producto final. También el diseño en construcción para conocer si es susceptible a la actividad de plagas como techos, sótanos, tuberías o almacenes alquilados.

Además, los cebos, las trampas y los equipos de exterminación de insectos deben funcionar correctamente y encontrarse en cantidad suficiente. Se deben diseñar para dicho propósito, estar situados en una localización adecuada, y utilizarse de modo que se evite cualquier riesgo de contaminación.

Los requisitos de esta nueva versión de IFS Food exige un mayor compromiso por parte de las empresas ya que la responsabilidad de las acciones en control de plagas que se lleven a cabo, deberán permanecer dentro de la empresa. Para ello no solo se designa a una persona interna para esta función, sino que se debe formar adecuadamente para poder cumplir su objetivo.

Cuando una compañía contrate a un proveedor de servicios externo para el control de plagas, todos los requisitos especificados anteriormente se definirán claramente en el contrato de servicio.

Se debe vigilar la eficacia de las medidas de control de plagas, incluido el análisis de tendencias para permitir acciones adecuadas. Se dispondrá de registros de esta vigilancia.

Traconsa como empresa de servicios de control de plagas ofrece tratamientos DDD para industria alimentaria. Así mismo ofrecemos la formación necesaria para las empresas alimenticias que deban formar a su personal en términos de la nueva norma IFS Food.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías