Virus fiebre del Nilo, qué es y cómo se transmite

fiebre nilo

El virus de la Fiebre del Nilo (WNV, abreviación del inglés West Nile Virus), es una enfermedad infecciosa transmitida por la picadura de un mosquito infectado.

Aunque es una enfermedad que, en determinados casos, es muy grave. La mayoría de las personas que contraen el virus no presentan síntomas o los síntomas que presentan son muy leves. 

Qué es el Virus de la Fiebre del Nilo

El Virus del Nilo Occidental, llegó a Estados Unidos en 1999, aunque fue descubierto por primera vez en África, en el año 1937.

Esta infección no se transmite de persona a persona, por lo que si has estado en contacto con alguien infectada del Virus del Nilo, no hay riesgo de contraerla.

Las mascotas también se pueden contagiar, aunque no habrá riesgo alguno que lo transmitan a las personas.

La única manera de contraer este tipo de virus es mediante la picadura de un mosquito ya infectado. El mosquito más común que transmite este tipo de infección es el “culex perexiguus”. Aunque también podría diseminar la enfermedad el mosquito común.

La forma en la que se infectan los mosquitos es a la hora de alimentarse de aves, y seguidamente, transmiten el virus al picar a personas y animales.

Normalmente la persona infectada no presenta síntomas o presenta síntomas leves como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o de articulaciones, vómitos, diarrea o sarpullido.

El problema está en las personas con un sistema inmunológico débil, personas de edad avanzada o que hayan padecido cáncer, trasplantes de órganos o enfermedades como el VIH.

Aquí la infección puede tener síntomas más graves, o llegar al cerebro y provocar una encefalitis o meningitis que podría ser mortal.

En el blog de Traconsa, puedes encontrar más información sobre el mosquito del nilo.

Tratamiento del Virus del Nilo

Los síntomas del virus no tienen un tratamiento especial. Normalmente son cómo una gripe común, por lo que se podría tratar con analgésicos para la fiebre y aliviar algunos síntomas.

Sin embargo, no dude en consultar con su médico en caso de que los síntomas perduren o se agraven.

La mejor solución para evitar una picadura de mosquito, es prevenir. Protégete frente a las picaduras con repelentes que contengan DEET, picaridina, IR3553 y algunos productos con aceite de eucalipto de limón o p-mentano-diol, aportan durante más tiempo protección.

Cuando estés al aire libre, protégete las extremidades con ropa larga, siempre que las condiciones lo permitan y evita las horas del amanecer y atardecer.

Tome precauciones frente a los mosquitos en el hogar mediante la instalación de mosquiteras. También es recomendable no dejar agua estancada en recipientes, reparar grietas en puertas y ventanas, vigilar la vegetación de alrededor, etc.

Si además quiere garantizar el control y prevención de una plaga de mosquitos, es recomendable contar con una empresa especializada en el control de plagas.

Traconsa ofrece servicios de desinsectación de mosquitos eficaces para cualquier tipo de especie, garantizando su exterminación y evitando su futura aparición.

Las técnicas y tratamientos empleados por una empresa profesional están homologados y certificados. Además, ofrecemos diferentes métodos para eliminar la plaga. 

Estos métodos pueden ser tanto químicos, mediante aerosoles, como biológicos con depredadores naturales. Consulte a nuestros especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Viga afectada por termitas

Tipos de termitas y su comportamiento

Existen más de 2000 especies de termitas conocidas, de las cuales sólo 150 causan daños en la madera. Este tipo de insectos no se caracterizan