Cómo identificar a las hormigas españolas

hormiga española

Las hormigas son los insectos más conocidos y admirados por su increíble capacidad de organización y habilidad en la construcción pero que, cuando aparecen en casa o en el negocio, no admiramos tanto e incluso podrían causarnos grandes molestias.

En muchas ocasiones, las hormigas han creado su hogar en el jardín de la casa e incluso en el interior y ha sido necesaria la desinsectación de la zona por una empresa de control de plagas.

Vamos a conocer los diferentes tipos de hormigas españolas que existen, su origen y características para identificarlas y saber donde encontrarlas.

Curiosidades de las hormigas españolas

Las hormigas se forman mediante un proceso de metamorfosis pasando de larvas a pupas y finalmente en hormigas adultas.

Cuando se encuentran en el estado de larvas, son las hormigas adultas las que se encargan de cuidarlas y trasladarlas de un lugar a otro para conseguir la temperatura adecuada para su desarrollo. En el estado de pupa pasa exactamente lo mismo, deben de ser trasladadas por las hormigas españolas adultas de una cámara a otra del hormiguero hasta encontrar el mejor entorno para que crezcan.

Resulta interesante ver como, los diccionarios españoles de la época, definen la evolución de la noción de hormiga a lo largo de varias centurias, no yendo acorde con la ciencia de su tiempo.

  • La primera definición que se dio de hormiga en el Diccionario de Autoridades, en 1734, definía a la hormiga como “un insecto pequeño de color oscuro”. Más adelante, en 1717 el DRAE amplía la información a “dos insectos muy comunes en España que se diferencian (…) y de dos líneas negras de largo”. Esta definición durará hasta que en 1899 la hormiga se define como “un insecto himenóptero (…) con diversas especies”.
  • El acodamiento de las antenas de las hormigas, un aspecto fundamental de su anatomía, no aparece registrado hasta la edición de 1936.
  • En 1817 se mencionan las castas de las hormigas como machos y hembras con alas, y el resto de individuos ápteros y sin sexo. No es hasta 1956 que se dé la definición correcta de “hembras fecundas, machos y neutros o hembras estériles”.

Las hormigas españolas escogen lugares con humedad y calefacción permanente para instalarse y crear sus colonias, dando resultado a una plaga de hormigas. Son más comunes en espacios como hospitales y almacenes de plantas y flores aunque existe alguna especie que pueden provocar un serio problema en el hogar, reclamando los servicios de desinsectación por una empresa de control de plagas de hormigas.

Tipos de hormigas españolas

Existen más de 300 especies de hormigas españolas, pero las más comunes y destacadas son:

Crematogaster Scutellaris

Es una especie arborícola que nidifica en madera muerta o viva. Se distingue por su cabeza roja y su tórax y abdomen negro.

Son extremadamente sensibles, ante cualquier golpe en el tronco donde vivan, salen inmediatamente con el abdomen levantado a morder. Tienen un aguijón aunque no pican. La característica principal es que son todas del mismo tamaño y se conocen por ser un depredador natural de la procesionaria del pino.

Lasius niger y Lasius alienus

Son hormigas de jardín de 4 mm de tamaño aproximadamente. De color oscura la primera y algo más clara la segunda. Abundan en árboles frutales o plagas con pulgones, pueden producir ácido fórmico y a veces, construyen refugios para los pulgones en la base de las plantas.

Linepithema humile

También conocida como hormiga argentina representa un 15% de la biomasa animal del planeta. Este tipo de hormiga sí que puede generar importantes plagas urbanas, siendo vehículo de enfermedades e invadiendo el interior de los hogares formando hormigueros.

Han evolucionado para saturar los nichos alimenticios tanto en el suelo como en la vegetación, pero no todo son inconvenientes, también son beneficiosas dentro del ecosistema ya que cambian las características del suelo modificando el pH, dispersan semillas, etc.

Messor

Son granívoras y su tamaño varía mucho en función de la colonia. En jardines pueden resultar un problema ya que, reclutan las semillas del césped y las recolectan, creando espacios secos sin planta altamente notables.

Pheidole pallidula

Conocida como la hormiga de cabeza grande, son omnívoras y de color amarillento o marrón claro. Sus movimientos son muy nerviosos y junto con la hormiga argentina, es la más frecuente en las casas de la zona mediterránea, creando sus hormigueros tanto en el interior como exterior de la vivienda siendo necesario el control de la plaga.

Tapinoma

De color negro cuya característica principal es el olor de la feromona de alarma. Si se aplasta este tipo de hormiga española, el olor que desprende recuerda al de mantequilla rancia.

Se alimenta únicamente de excrementos de pulgones y aunque no es usual verlas en el interior de la vivienda, sí que frecuentan jardines y terrazas.

Hormiga de patas blancas

Habitan tanto en zonas urbanas como suburbanas, son moderadamente pequeñas y de color negro o café con patas de color amarillento pálido y un sólo nódulo.

Este tipo de hormigas españolas no pican, el único inconveniente es que sus colonias tienen entre 8 mil y 3 millones de hormigas y pueden ser una gran molestia en caso plaga. Invaden zonas interiores en busca de comida y se pueden encontrar en baños, cocinas y exterior de las viviendas.

Son difíciles de erradicar porque comen variedad de comidas y su pequeño tamaño les permite habitar en la mayoría de estructuras. Además, como no comparten su comida con la colonia, de poco servirían aquí los cebos contra plagas.

Hormigas pequeñas negras

Son de color café oscuro, negro o negro azabache, el tamaño varía si se trata de una hormiga obrera o la hormiga reina y aunque tienen un aguijón, es demasiado pequeño como para causar algún tipo de daño.

Las colonias crecen rápidamente, en el exterior construyen sus hormigueros en zonas como leña podrida, hendiduras en el cemento o en el césped mientras que en el interior, anida en objetos de madera, muros y las uniones entre el tapete y la pared.

Solución para eliminar a las hormigas españolas

Como hemos podido ver, las hormigas son totalmente inofensivas para el ser humano, se dedican a realizar su trabajo como las mejores organizadoras y obreras del reino animal y no resultan ningún peligro para la salud.

Sin embargo, una plaga de hormigas españolas en el hogar es bastante molesta, además de reproducirse demasiado rápido y hacer peligrar el estado de nuestros alimentos por eso, la mejor solución ante un problema de este tipo es contar con una empresa de control de plagas de hormigas.

Traconsa ofrece servicios profesionales de desinsectación. Realizamos un estudio previo para detectar el nivel de infestación de la zona y de dónde proviene para la elección de tratamientos adecuados a la plaga.

No dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

tratamiento inyeccion

Tratamiento de termitas por inyección

Las termitas pertenecen al orden de los isópteros, son insectos sociales y se alimentan de madera y otros derivados de la celulosa (insectos xilófagos). También

plaga procesionaria

Cómo combatir una plaga de procesionaria

La oruga procesionaria del pino (Thaumetopoea Pityocampa) es una plaga que afecta a miles de hectáreas de pinos en el territorio español. Representa un gran