¿Qué es la legionella o legionelosis?

legionella

Cuando hablamos de plagas o infecciones nuestra mente se pone directamente ante un escenario de insectos o roedores, pero, existen otros motivos que pueden afectar a la higiene pública y, por ende, a la salud de las personas.

Hablamos aquí de la legionella, una bacteria que vive en entornos de agua fresca, como ríos o arroyos pero que se convierte en un riesgo para la salud cuando se propaga por los sistemas de agua de edificios, hospitales u hoteles, entre otros.

Causas y focos de infección de legionella

La bacteria de la “legionella” puede llegar a pasar por los canales de distribución de agua llegando a contagiar a las personas. 

Si no se hace un control y desinfección adecuados de los sistemas de agua, la legionella puede llegar a instalarse en piscinas, bañeras de hidromasaje, jacuzzi, cabezal de la ducha o grifos de lavamanos, fuentes, calentadores de agua, sistemas de grandes cañerías, etc.

El problema de la infección viene cuando una persona inhala pequeñas gotitas de agua contaminadas por la bacteria, causando la enfermedad de la legionelosis. 

Los síntomas de contraer la enfermedad vienen dados por la fiebre Pontiac, la más común, y similar a una gripe con cefaleas, fiebre, escalofríos o dolor muscular.

La forma menos común de contraer la legionelosis y la más peligrosa es cuando esta infección entra en los pulmones, generando una neumonía y síntomas como pérdida del apetito, fiebre, tos expectorante en algunos casos con sangre, malestar general y letargo.

Para evitar problemas de salud, es necesario llevar un control de legionella periódico, para mantener la higiene y salud pública.

 Desde Traconsa recomendamos contactar con una empresa profesional en el control y prevención de plagas, que estudien el grado de la infección, por qué viene dada y así usar los tratamientos adecuados para su eliminación.

Prevención y desinfección de legionelosis

En Traconsa llevamos a cabo todas las medidas higiénico-sanitarias establecidas en el Real Decreto 865/2003 para la prevención, desinfección y control de legionelosis en los sistemas de agua.

Contamos con un equipo experto en el sector, realizamos un estudio previo personalizado de la infección, evaluamos los riesgos de las instalaciones y las medidas correctoras y finalmente aplicamos los tratamientos de desinfección y limpieza adaptados a su instalación.

Recomendamos una serie de actuaciones para prevenir la aparición de la bacteria legionella:

En el exterior, evitar el estancamiento de agua, realizar una adecuada limpieza para reducir o eliminar la suciedad y la desinfección continuada de la misma y el control de la temperatura.

En el interior, mantener limpios los grifos, duchas y otros elementos de distribución de agua, los difusores o alcachofas de ducha preferiblemente que sean de gota gruesa y desinfectar los grifos o difusores de agua al menos una vez al año.

Ante cualquier sospecha de legionella en tu propiedad, no dudes en contactar con una empresa profesional en tratamientos de desinfección y control de legionelosis. La higiene y salud pública está en manos de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

tratamiento inyeccion

Tratamiento de termitas por inyección

Las termitas pertenecen al orden de los isópteros, son insectos sociales y se alimentan de madera y otros derivados de la celulosa (insectos xilófagos). También

plaga procesionaria

Cómo combatir una plaga de procesionaria

La oruga procesionaria del pino (Thaumetopoea Pityocampa) es una plaga que afecta a miles de hectáreas de pinos en el territorio español. Representa un gran